¿QUEREÍS SEGUIRME?

SI OS GUSTA MI BLOG, PODÉIS HACEROS MIS SEGUIDORES.

GRACIAS A TOD@S

Seguidores

viernes, 14 de septiembre de 2012

GALLETAS DE MÁQUINA RECETA DE MI MADRE

Éstas galletas que os presento hoy son las que ha hecho mi madre toda la vida y que ya hacía tanto tiempo que no las probaba. Ella acostumbraba a hacerlas en la entrada de verano para las fiestas del pueblo, junto con perrunillas y magdalenas, aunque de estas últimas hacía menos ya que de lo que se trataba era de hacer grandes cantidades para tener casi todo el verano, así que pocas magdalenas y a comérselas las primeras antes que se pusieran duras.
Desde bien chiquitita me enseñó a estar a su lado para que aprendiera a hacerlas, nos levantábamos bien temprano para hacer la masa, ella me iba diciendo lo que tenia que echar y en que medida, yo le echaba los ingredientes y ella los iba amasando en uno de aquellos "lebrillos" de barro que tanto se utilizaban por aquel entonces.
Después de amasadas nos disponíamos a montar la máquina para darle forma a las galletas, esto era lo que más me gustaba, yo dando a la manivela y apretando la masa y mi madre esperándolas al salir para cortarlas y ponerlas en la "lata" para después cuando estaban terminadas meterlas dentro de una "jaula" de madera y llevarlas a la panadería para que las cocieran en su horno.
A media mañana ya podíamos ir a recogerlas, nos las tenían tan cociditas que daba gusto verlas y deseando llegar a casa para catarlas.....Ahora empezaba de nuevo el trabajo había que quitarlas de las latas, entrar con mucho cuidado en las cajas y taparlas para que aguantaran sin ponerse duras y por supuesto limpiar las latas que no eran pocas, esto era lo que menos me gustaba y mira por donde siempre me tocaba a mi.
Bueno después de esta entrada tan larga a lo que no acostumbro, me dispongo a deciros la receta y la forma de hacerlas, no sin antes dedicársela a ella, MI MADRE.
Os pongo las cantidades que mi madre hacía y tiene en su receta y entre paréntesis la que yo he hecho, como las cuezo en el horno de mi casa prefiero hacer poca cantidad y repetir cuando se acaban, por eso siempre hago 1 huevo de masa, a lo sumo 2.

INGREDIENTES:
8 huevos                                 (1 huevo)
1 kg de manteca de cerdo        (125 gr de manteca)
2 kg de azúcar                         (250 gr de azúcar)
1 litro de leche                         (125 ml de leche)
harina la que admita                 (550 gr de harina)
2 cucharaditas de canela          (media cucharadita de canela)
2 cucharaditas de bicarbonato (media cucharadita de bicarbonato)

PREPARACIÓN:
Tendremos la manteca a Tª ambiente para que esté lo más blanda posible, batimos junto con el azúcar y el huevo, añadimos la canela, el bicarbonato y la leche, todo esto sin dejar de remover.
Agregamos la harina poco a poco y vamos mezclando, seguiremos añadiendo más harina y empezaremos a amasar con los puños cerrados y dando vueltas a la masa de abajo a arriba, haremos una especie de bola y dejaremos reposar al menos una hora en un lugar fresco, yo en la nevera.
Montamos la máquina (os pongo unas fotos para que veáis como es, ya tiene sus añitos)


Nos disponemos a hacer las galletas, cogiendo un poco de masa, echando por la boca de la máquina y dando a la manivela hasta que salga por el tubo adentellado, cortamos con una tijera a la medida deseada, ponemos encima de la bandeja de horno (yo le pongo papel vegetal debajo)
 Aquí mi hija Fátima que ha sido hoy mi ayudante.
Llevamos al horno precalentado a 170º durante 15 minutos (tiempo de mi horno) sacamos y dejamos enfriar antes de meter en un taper.
Con estas cantidades que yo he hecho me salen sobre 30 galletas, ya digo según del tamaño que queráis cortarlas. Espero que os gusten y os animéis a hacerlas, yo creo que lo tradicional no deberíamos perderlo nunca.

47 comentarios:

  1. Carmen que entrada más bonita!! Estas recetas las que pasan de madre a hija son las que más me gustan. La maquinita me ha dejao con la boca abierta, que chula y que curiosa!! me recuerda a las máquinas para embutir los chorizos.
    Que sepas que me llevo tu receta!!
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu receta Carmen, no había visto esa máquina en mi vida, a mi también me recuerda a las de hacer chorizos. Que sepas que me guardo la receta como oro en paño.
    Besazos

    ResponderEliminar
  3. Que bonita tus galletas, me ha encantado tu historia , yo también he publicado hoy unas galletas.Me gustan, tomo nota de tu receta,un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho tu entrada de hoy por la historia que cuentas. Puedo asegurarte que nunca habí visto una máquina como esa y me ha encantado. Las galletas tienen una pinta estupenda. Seguro que están buenísimas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Una entradas totalmente entrañable, me ha encantado, y eso del lebrillo me ha traido recuerdos de mi infancia.
    La maquinita es una monada.
    Te han quedado maravillosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Menuda cantidad de galletas que hacía tu madre!! La maquinita una pasada, guárdala bien!! Mucha suerte. Besiños.

    ResponderEliminar
  7. Ostris que artilugio para las galletas no??? Yo no lo conocia, pues si que es interesante. Una receta familiar genial¡ besotes

    ResponderEliminar
  8. Que galletas tan buenas, así de naturales genial para toda la familia.
    Un saludo de Alfchef

    ResponderEliminar
  9. Tienen que estar muy ricas tus galletas Carmen, lo difícil será conseguir la maquinita, pero supongo que se podrán hacer redonditas.
    Gracias por felicitarme por mi nieto. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. jo que galletoncias Carmen !!! q rebuenas por dios. bss

    ResponderEliminar
  11. Hola Carmen, agradecerte tu participación en mi sorteo, las galletas son perfectas y tu entrada me ha gustado mucho y tu reconocimiento a tu madre.Muchos besos y mucha suerte cielo.

    ResponderEliminar
  12. a parte de estar ricas por si solas, esta forma aun les da mejor sabor, ya que tuesta la galleta y la hace mas y mas ricaa!besitos

    ResponderEliminar
  13. una receta deliciosa ya que como las de nuestras madres ningunas

    ResponderEliminar
  14. como las recetas de nuestras madres, ninguna. Tienen que estar buenisimas, bicos

    ResponderEliminar
  15. ME he emocionado al leer esta entrada, qué bonitos recuerdos de tu niñez, Carmen, aunque te tocara fregar las latas, jeje.
    La maquinita esa guárdala como oro en paño chiquilla, no creo yo que hoy por hoy se consiga con mucha facilidad.
    Por cierto, felicita a Fátima porque ya veo que es buena pinche en la cocina.
    Besitos y suerte en el concurso

    ResponderEliminar
  16. Hola Carmen se ven muy ricas y bonitas, me encantó la maquinita y tu historia, no hay comparaciión con las recetas de nuestras madres por lo ricas que son y los recuerdos que nos traen.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Carmen,me encantó esta receta!!lástima que no tengo esa boquilla pero de alguna manera la voy a suplantar. Y por favor no dejen nuca de preparar las recetas tradicionales que deben pasarse de generación a generación.
    Beso desde mi blog de NUTRICION http://siempreseraprimavera.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Carmen has descrito mi infancia, hija mia que bien escribes. Yo también hacia estas galletas, aunque mi receta no lleva leche, en casa de mi abuela, nos ibamos bien temprano y haciamos la masa, junto con los bollos, las magdalenas, las perrunillas y los corazones y algunas veces las roscas del obispo, lo que pasa es que nosotros las haciamos para el Domingo de los Bollos o Quasimodo, por eso se le dice asi a este Domingo, que bien me lo pasaba y que tiempos aquellos, que no volveran, como no vuelven los rios, pero esos años preciosos tendrán un pedastal, en el corazón mio.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  19. hala Carmen
    unas galletas de toda la vida , demasiado ricas
    bs

    ResponderEliminar
  20. Carmen esa maquina es una joya cuídala en casa de mis padres en el pueblo había una de las matanzas, era mas grande, yo cuando hago las galletas acanaladas las hago con pistola te han quedado genial muy bonitas y ricas besos

    ResponderEliminar
  21. Voy a intentarlo con las cantidades en rojo.
    Y como tengo máquina, estendré la masa y las cortaré con un vaso.
    A ver que me sale.

    Saludos, manolo
    marinosinbarco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. Es la primera vez que veo una maquinita como ésta, qué joya, guárdala bien!!! Quedan unas galletitas preciosas, ya imagino lo deliciosas!!!

    ResponderEliminar
  23. Esta máquina me recuerda a la de los churros que tenía mi abuela, también la sujetaba en la mesa bien firme y a meter masa por un lado para que saliera por el otro en forma ya de churro. Me has traido buenos recuerdos a la memoría, Carmen.
    Las galletas, han quedado fabulosas, no podía ser menos.

    besines y buen fin de semana, guapa.

    ResponderEliminar
  24. wow impresionante y aun funciona?si y d emaravilla jejeje sin duda unas galletas seguro que riquisimas como las de las mamas o abuelas no hay nada besos guapa

    ResponderEliminar
  25. como se las ingeniaban para hacer cosas ricas


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  26. Felicidades por la entrada! Una historia entrañable con una receta legendaria! Me ha encantado todo! Hasta la maquinita... Nunca habia visto una!

    ResponderEliminar
  27. Que maravilla...y que buena pinta tienen estas galletas.

    El verano bien, amiga ?.

    Abrazos desde Barcelona .

    ResponderEliminar
  28. MI querida Carmen,que hermosa entrada, son las que me vuelvo loca leyendo, y la ilusion que me hace ver esa maquinita, mi madre tiene la misma, pero la utilizaba para picar carne, esa pieza de las galletas no la tiene, pero es identica, tiene todo igualito, cuando la he visto he corrido a su casa a verla, pero ya te digo le falta la pieza de cortar las galletas,te han quedado de cine, los ingredientes que llevan son deliciosos, y desde luego te han quedado para mas que un premio. Un abrazo muy grande amiga

    ResponderEliminar
  29. Mi Carmencicaaaaa, ayyyyy señóooo que cosa mas rica,,,estas galletas las hacia la madre del Tremendo, no quiero decir suegra ,,,,,,,,tengo los dedos cruzaos,,,,jejejejejejjeje y le salian muy ricas, perolas tuyassssss, de pelicula, las voy a intentar hacer pero.....no tengo máquina, que me aconsejas princesa ? la subsodu¡icha le ponia algo de amoniaco, imagino que alimentario,,,que sinoooooojejejejejejeje.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tremen guapa si no tienes la maquinita las haces con la pistola de galletas ya si tampoco ti.enes esta hazlas con un cotador de galletas o simplemente con la mano, si la forma es lo de menos.
      Oye no te habras confundido en lo del amoniaco de tu suegra, creo que habrás querido decir que le echaba bicarbonato amónico que es algo parecido al bicarbonato sódico que es el que yo le pongo y son gasificantes. Lo de echarle amoniaco suena muy fuerte jeje,

      Eliminar
  30. Carmen, ésta es la tercera vez que leo tu historia y cada vez me emociona más, gracias por compartir cosas tan lindas.
    Un beso.
    Esmeralda.

    ResponderEliminar
  31. Qué ricas! Tienes razón, las recetas de tradición no deben nunca desaparecer, besos.

    ResponderEliminar
  32. Esta receta tiene un valor añadido, que es la receta de tu madre, no debe perderse porque se ven muy buenas. Me ha gustado la máquina, a pesar de que tendrá un montón de años sigue haciendo su faena.
    Suerte en el concurso!
    Besos.

    ResponderEliminar
  33. quñe galletas tan ricas...me recuerdan a unas galletas que le encantaban a mi madre, me apunto la receta con tu permiso¡¡
    besitos,
    ANi.

    ResponderEliminar
  34. Carmen, yo he probado más de una vez en casa de tu madre esas galletas y doy fe de que están buenísimas. Mi abuela Salud las hacía también todos los veranos para cuando venía "su Paco" de Madrid, pero al final se acababa comiendo ella casi todas, con nuestra ayuda, claro. Yo siempre las mojaba en leche fría y la verdad es que siempre me has gustado mucho. Me guardo la receta para hacerla un día en casa, que hace siglos que no las pruebo. ¡Ah! Dile a Fátima que bonito color de uñas. Bss para tu madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería decir "me han gustado mucho", aunque tú tampoco estás mal, jeje.

      Eliminar
  35. Carmen, que no se pierdan nunca!!! Unos bonitos recuerdos los que nos cuentas. Ésta es de las recetas que hay que recordar una y otra vez. Me alegro mucho que las compartieses con nosotros. Ya la anoté y no dudes que la haré. Me saldrán igual con la mantequilla? besinos.

    ResponderEliminar
  36. Carmen,esa máquina es una maravilla,me encantan todas loas cosas antiguas y más los cacharritos de cocina.
    Las galletas ya sólo por ser las que hacía tu madre ya tienen que ser especialmente ricas,pienso hacerlas.
    Mis padres eran de Caňaveral de León,apenas a media horita de Cabeza la Vaca,yo vivo algo más lejos pero poco más.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  37. hola carmen, donde venden esas maquinas??
    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues la verdad que no lo se, supongo que en alguna ferretería o tienda de menaje de cocina. Esta en concreto lleva en casa de mi madre más de medio siglo y ahora la tengo yo como un tesoro, lo siento no puedo ayudarte. Besos

      Eliminar
  38. Carmen estoy haciendo tus galletas, ya te contaré como me han salido!
    Te echo de menos, espero que todo vaya bien. Bss

    ResponderEliminar
  39. Hola, me interesaría saber el programa que pones en el horno. Yo he probado de hacerlas con el turbo pero salen muy secas.

    EL DE LOS BIZCOCHOS IRIA BIEN?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, perdona por haber tardado unos días en responderte. Si lees bien la receta verás que pongo el horno a 170º y cuezo las galletas durante 15 minutos, claro que éste es el tiempo que yo le doy en mi horno, como digo siempre, cada horno es un mundo, prueba con esta temperatura y vas mirando el tiempo de horneado. Espero haberte ayudado. Saludos

      Eliminar
  40. que lujo de galletas!!! donde se podia conseguir una maquina de esas? supongo que en alguna ferreteria...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que en alguna ferretería las venderán

      Eliminar
  41. Buenos días! !!
    He leido tú entrada y justo has descrito lo que mi madre hacía, todo ese proceso hasta llevarlas a la panadería y recogerlas. Y ese "lebrillo"...jeje!!. Por cierto la máquina que empleaba mi madre era identica a la que muestras, que aún debe estar en la casa del pueblo. Qué recuerdos más bonitos me han venido cuando leia tu entrada...
    Mi madre es mayor y recuerda vagamente la receta, con tú permiso la tomo prestada y ya comentaré el resultado.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  42. Que bonito mantener tradiciones con sus recetas y además explicarlas para la gente que no lo conozca !! . Debo admitir que son mi debilidad . Estas galletas también se hacían y aún hacen en Menorca . Las llamamos galletas rizadas o rissats . Un saludo amiga desde Menorca

    ResponderEliminar

Se admite todo tipo de comentarios pero si son buenos, mejor, de esos..... que levantan la moral. Gracias por dejarlo.

Este blog no participa en cadenas y premios, agradeceros de antemano el acordaros de mi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...