¿QUEREÍS SEGUIRME?

SI OS GUSTA MI BLOG, PODÉIS HACEROS MIS SEGUIDORES.

GRACIAS A TOD@S

Seguidores

lunes, 18 de abril de 2016

TARTA DE YOGUR SABOR PIÑA

Ésta tarta de yogur es muy sencilla de hacer y la puedes combinar con el sabor que más te guste; no necesita horno por lo que es adecuada para esos meses de calor que tanto nos cuesta encenderlo, aunque buena está todos los meses del año.
Yo la he combinado con yogur de piña y le he puesto la cobertura de piña en conserva, pero le puedes poner a mayor de tus antojos; me la estoy imaginando de limón o con una cobertura de mermelada de fresa casera y sobre todo con salsa de chocolate por encima, exquisita de cualquier manera.

INGREDIENTES:
Para la base:
150 g de galletas digestive
50 g de mantequilla
para el relleno:
200 ml de nata 35% M.G.
3 yogur sabor piña
1 lata pequeña de leche condensada
9 hojas de gelatina
para la cobertura:
2 rodajas de piña en conserva
250 ml del jugo de la piña
3 hojas de gelatina

PREPARACIÓN:
Para hacer la base tritura las galletas 5 seg/vel 10, añade la mantequilla diluida y mezcla 5seg/vel 5.
Saca del vaso y vierte en el fondo del plato de presentación, extiende y aplasta hasta que quede compacta, guarda en el frigorífico mientras preparas el relleno.
Pon a hidratar en agua fría la gelatina del relleno.
En el vaso limpio vierte la leche condensada, los yogures y la nata, mezcla 2 min/vel 3.
Escurre la gelatina del agua y mete en el microondas 10 segundos, incorpora al vaso unos segundos antes de terminar de mezclar.
Aparta y vierte sobre la base de galleta reservada, deja solidificar unas horas o mejor de un día para otro.
Para la cobertura trocea las rodajas de piña y ponlas por encima de la tarta.
Hidrata el resto de gelatina y calienta el jugo de la piña, escurre la gelatina y mezcla con el jugo caliente, vierte con cuidado sobre la tarta y deja que cuaje.
Una vez esté la cobertura totalmente cuajada desmolda la tarta.

lunes, 11 de abril de 2016

PIZZA DE QUESOS Y TOMATES CHERRIS SECOS

Para las cenitas de fin de semana no viene nada mal una pizza como esta, en mi casa gusta y mucho y si es "toda" quesos más todavía.
Por la sencillez al cocinarla y la facilidad al consumirla es uno de los platos que más nos agradecerán los nuestros.
INGREDIENTES:
1 masa de pizza casera. Con éstas cantidades saldrá una pizza XXL o dos del tamaño de la foto. ingredientes aquí
tomate frito, si es casero mejor
orégano
unas lonchas de queso fundido
media cuña de queso brie
un trocito de queso azul
un trozo de queso edam para rallar
unos tomatitos cherris secos (como ya dije en otra receta los cherris los deshidrato en verano al sol y después los conservo en aceite de oliva)

PREPARACIÓN:
Una vez la tenemos extendida la pintamos con el tomate frito, ponemos unas tiras de queso de lonchas por encima.
Seguimos con unos trocitos de queso brie y queso azul.
Ponemos un poco de orégano encima de los quesos y rallamos (rallador mediano) queso edam.
Cortamos los tomates cherris a la mitad y los repartimos por encima.
Llevamos al horno que estará precalentado a 180º y horneamos durante 20 minutos hasta que los quesos se fundan y se doren un poco.
Y ahora a disfrutar de esta deliciosa pizza; si sois amante de los quesos os va a gustar, os lo aseguro.
La masa queda finita, crujiente por la parte de abajo y jugosita por encima con los quesos.


miércoles, 6 de abril de 2016

PASTEL DE QUESO JAPONÉS

Sí, ya se que no voy a sorprender a nadie con la receta de hoy, pero me apetecía tenerla en mi recetario y por eso la pongo después de mucho tiempo que hace que la descubrí por primera vez.
Y es que es un postre que haces en un momento, que no ensucias apenas nada, que tiene poquísimos ingredientes y que sale seguro si o si; por no hablar del resultado, eso lo dejo para que lo probéis si aún no lo habéis hecho.
Cómo lo he hecho unas cuantas veces y no dura nada, ya lo hago con el doble de ingredientes, por lo menos así me dura algún día más, porque se come enseguida, ya que es tan húmedo, esponjoso y tierno que apetece ir a la cocina a darle un asalto a cada nada, jejejje.
Este pastel es muy apropiado para los menos golosos, ya que apenas es dulce; y los que somos más dulceros pues espolvoreamos con azúcar glas en abundancia.

INGREDIENTES:
6 huevos
240 de chocolate blanco postres
240 de crema de queso
azúcar glas
PREPARACIÓN:
Trocear el chocolate y fundir como tengáis costumbre, bien al baño María o bien en microondas.
Una vez fundido lo mezclamos con el queso en crema y le añadimos las yemas de huevo.
Aparte montamos las claras de huevo y las mezclamos con la crema anterior, utilizamos una espátula o lengua de silicona para mezclar, ésto evitará que la mezcla baje demasiado.
Vertemos la mezcla en un molde forrado con papel de horno que previamente hemos engrasado.
Lo cocemos al baño María en el horno precalentado a 170º durante 15 minutos, ahora bajamos la temperatura a 160º y cocemos 15 minutos más; es momento de apagar el horno y dejar el bizcocho dentro otros 15 minutos.
Sacamos, dejamos enfriar y desmoldamos.
Cubrimos con azúcar glas.
Ya solo nos queda disfrutar de este maravilloso postre.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...